La hamburguesa de Poch

El excéntrico Poch, Iñaki Gasca, desaparecido alma mater de Derribos Arias, era todo un personaje de aquella época.

En una ocasión estaba en un burguer, a punto de comerse una hamburguesa que acababa de atiborrar de ketchup y mostaza, y al apretarla salió disparada hasta caer al suelo, Poch, sin inmutarse la recogió, la volvió a colocar en su sitio y la rellenó de sus ingredientes favoritos. La volvió a apretar, sucediéndole exactamente lo mismo. Al recogerla por segunda vez del suelo y disponerse a realizar la misma operación, Kike Turmix, cantante de Pleasure Fucks que se encontraba en Bilbao haciendo unos bolos, le preguntó que como se podía comer eso. Poch le respondió con una filosófica frialdad: "...las cosas hasta que no se caen tres veces son comestibles...".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada