El cumpleaños de Eduardo Benavente

En la presentación de Parálisis Permanente, el grupo se encargó de crear ambiente siniestro con luces muy tenues y una soga de ahorcado colgada del escenario. Eduardo salió al escenario en medio de un ambiente tétrico y siniestro y de repente se escucha desde el fondo de la sala a Los Resetas, una banda punk de la época, que se acercan al escenario cantando el "cumpleaños feliz" y con una tarta enorme en las manos, y nada más llegar al borde del escenario se la tiran a Eduardo a la cara, salpicando a todos los demás miembros del grupo, Nacho Canut incluido.

De pronto Eduardo rompe a llorar, y Lorenzo, gerente del Rock Ola, tuvo que entrar en los camerinos a suplicarle al grupo que actuara, porque se habían escondido para llorar a gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario